26 jul. 2010

Ideas mias y otras tomadas de aquí y allá

Sueños, imágenes caprichosas que mezclan nuestros recuerdos, alborotan nuestra memoria durante noches y noches, horas y horas... Los sueños están ahí, cada noche, dentro de tu cabeza. Nadie puede verlos excepto tú porque son tuyos. Sin embargo no puedes controlarlos, dependen de sí mismos aunque se alimentan de ti, pero son simplemente sueños. En los sueños todo es posible: volar, amar lo odiado, vivir lo que nunca has vivido, morir y volver a nacer... De los sueños puedes aprender, puedes olvidarlos... lo único que no debes hacer jamás es depender de ellos porque los sueños no respetan la razón ni el sentido.

He examinado mi conciencia y mi trayectoria, y no puedo afirmar que siempre haya sido justa y sensata, pero he intentado buscar la verdad con diligencia e informar de ella, aunque como en este caso, me avisaron de antemano que sería el blanco de los ataques. Las cosas que no se dicen suelen ser las más importantes por eso intentare decirlas. Si queremos a alguien y no se lo decimos, ¿de qué nos sirve ese amor?

Habrá gente que piense que me aburro demasiado, otros que soy muy cursi o que escribo cosas bonitas para que después me feliciten por ello, pero ¿sabes qué?, que me da igual lo que piensen. No hay que tener vergüenza a decir cosas bonitas, porque bastante feo está el mundo para estropearlo nosotros, porque ser amable no cuesta dinero... leí que alguien que toda su vida fregó escaleras y terrazas sabía que lo blando gana a lo duro. Que no hay mancha por muy dura que sea que no salga con el agua... hay tanta gente sola en el mundo muriéndose por falta de cariño, tanta gente que necesita un beso nada más… porque los besos son blanditos como el agua y quitan muy bien las manchas de la soledad por muy duras que sean... con lo bonito que es ayudar a las personas. Yo no soy muy de besos y abrazos, y sino que se lo digan a mi hermano que es todo lo contrario y que cada vez que se me acerca con los brazos abiertos le lanzo una mirada fulminante… yo soy más de cuando me salga porque eso de todo el día con mimitos me pone de muy mal humor. Pero soy de decir todo lo que pienso aunque no pegue y aunque siente mal o sea muy muy cursi. Soy de esas personas que cogen cariño fácilmente a la gente. Aquella que no se acuerda del nombre del que te acaban de presentar, pero de las que no olvidan una cara. Me encanta eso de abrir la ventana y mientras sientes el aire en la cara, oyes el ruido de la calle y observas las luces en medio de la noche ponerme a pensar. Porque te das cuenta de por todo por lo que debes dar las gracias. Creo que lo que llevas dentro hay que sacarlo fuera. Una vez me dieron un consejo: “lo fundamental no es la imagen. No sirve de nada a menos que transmita lo que eres. Es como la música, tiene que expresar lo que sientes o no valdrá nada”. Creo que cada día se puede aprender algo, la clave la actitud que lleves.

Cuesta muy poco disfrutar de aquello que todos los días tenemos a nuestro alcance, aquello en lo que muchas veces no reparamos. A mí el simple hecho de mirar por la ventana y ponerme a pensar me llena. Y como ya mis amigas están un poco hartas de mis reflexiones, cuando necesito sacarlas, he decidido escribirlas. Me llena andar descalza por casa, sí será una tontería pero me encanta. Me llena escuchar una canción de esas que solo tiene un par de notas de guitarra y una voz en clave de soul o blues. Me encanta hacer manualidades mientras escucho música y canto a la vez la letra. Me encanta la gente que es capaz de criticarme constructivamente. Aquella que te dice lo que piensa sin esperar que sea aquello que deseas oír. Me encantan las personas que no se complican. Aquellas que no les dan más de dos vueltas a las cosas. Creo que ser feliz no es tan difícil y facilitárselo a los demás tampoco. Mucha gente me dice que me complico la vida demasiado, que miro mucho por los demás y poco por mi, y tal vez sea verdad, no lo se. Pero por ello no me siento ni mejor ni peor, lo que hago lo hago porque lo siento así. Tal vez me este equivocando de pleno pero es lo que me sale. Muchas cosas tendré que cambiarlas y otras dejarlas tal cual están, pero algo tengo claro que seguiré dando gracias por todo aquello que siento, porque yo soy así, porque veo que eso es ser coherente. Porque el mundo no te debe nada pues estaba aquí antes de que tú llegaras. Porque el simple hecho de sentirme agradecida me hace más feliz más allá de lo que cada uno piense. Porque nunca es demasiado tarde y en algunos casos demasiado pronto para ser quien quieras ser. No hay límite en el tiempo empieza cuando quieras puedes cambiar o no hacerlo no hay normas al respecto...


(Frases recolectadas de la película "Oculto", "El curioso caso de Benjamin Button", "Cándida" y "Buenas noches y buena suerte". Creando un conjunto de ideas propio, añadiendo frases redactados por mi persona)
¿Y a ti?, ¿qué te hace feliz?, ¿qué te llena?

6 comentarios:

migue dijo...

pues a mi me hace feliz tomar helados y tarta, y por cierto, me parece muy chulo el blog.
saludos.

isabel dijo...

mi opinión coincide con lo que un día dijo un famoso modisto, el lujo consiste en tener tiempo, silencio y espacio para disfrutar

teresa candau-gori dijo...

A mi me llena poner la musica en el coche y cantar a a vez!! un beso mi niña!

Anónimo dijo...

a mi me hace feliz echar unas risas con los amigos. no es por nada pero un blog igual de estupendo que la niña que lo creo! ;P
un beso de ignacio vizcaino!

Marisol dijo...

Ver la sonrisa de mi hija me hace feliz.

marta dijo...

que conversaciones mas bonitas