1 ago. 2010

A veces se necesita una escapada con las amigas

Hoy tenía ganas de moda. Ganas de que me impresionaran con fabulosos vestidos, zapatos, tacones, bolsos, pañuelos, pamelas, tocados, gafas de sol, pendientes, collares, pulseras y todo tipo de lujo acompañado de un poco de humor y buen rollo. Y que mejor forma de conseguirlo que ver Sexo en Nueva York 2. Sí, sí, ya se que se estrenó hace tiempo, pero yo todavía no la había visto. Y decirte que a pesar de que me habían dicho que no estaba muy bien a mi si que me ha conseguido convencer de verdad. Me ha encantado eso de una escapada con las amigas a un sitio lujoso pero a la vez exótico, lleno de luz y que va que ni pintado con la temporada veraniega en la que nos encontramos.

Como siempre, el vestuario de las protagonistas ha estado genial aunque en esta ocasión le han dado un toque más oriental y los tejidos rígidos se han sustituido por los vaporosos y hemos podido disfrutar de un sin fin de estilos de gafas de sol y adornos para el pelo.

Como siempre me encantan las reflexiones que Carrie protagoniza a modo de pensamiento en voz alta. Aquí te dejo una de la primera peli: http://www.youtube.com/watch?v=CNPi4cmEPeQ

Así las cuatro protagonistas (Carrie, Samantha, Charlotte y Miranda) deciden parar un poco sus agitadas vidas neyorkinas y darse unos días de descanso en Abu Dabi, y aunque al principio les cuesta un poco desconectar por completo esto les sirve para reflexionar sobre como están llevando su vida. Y se plantean por qué no pueden temer perder su libertad, no ser valorada en el trabajo, no poder pasar más tiempo con su familia o no conseguir ser la madre perfecta. Y es que al fin y al cabo lo que la película nos quiere mostrar es que a pesar de la ropa, el vestidor de Carrie que tanto me gusta, los tacones o el mucho dinero que tengan y exhiban, no son perfectas. Y a veces necesitamos pararnos, pensar, reflexionar y hacer una buena escapada con la gente que queremos para darnos cuenta de lo que realmente queremos y para aprender disfrutar de ello día a día.















No hay comentarios: