9 may. 2013

La pérdida de la inocencia

'A mediados de los 60 empieza "la pérdida de la inocencia" en el mundo de la música. Lo que significa adaptarse al mercado, donde las discográficas tienen más importancia que los propios músicos e incluso se empiezan a prefabricar grupos. El inicio de darse cuenta que hay mucho dinero de por medio y es una forma de adaptarse al mercado.'

Parafraseando mis apuntes de Publicidad, Cultura de Masas e Industrias Culturales empiezo este post. Nada más escribir esto cogí corriendo mi libreta y lo volví a copiar. Porque me había dado cuenta de que no había perdido la inocencia. Que no hago las cosas buscando un fin más allá que porque me apetece o siento que debo hacerlo. <La pérdida de la inocencia> me repetía mentalmente.

Desde pequeña escribo cartas a mi "yo del futuro" para recordar cuáles eran mis creencias pasadas y poder compararlas con las presentes. Y de lo que más escribía era precisamente de esto. Que era horrible hacerse mayor porque se perdía la concepción altruista al hacer las cosas. Y recalcaba que yo no quería ser una persona mayor así.

El profesor prosiguió con la lección añadiendo "lo bueno de esto es la profesionalización del sector."

Y tras esto me di cuenta de que tenía razón porque cuando un hobby se convierte en tu trabajo te tienes que volver más serio. Establecer normas y horarios. 

Pensé en los Beatles y recaí que no todo profesional tiene que haber perdido la inocencia. Que hay mucha gente con éxito que hace lo que quiere disfruta lo que hace. Que adapta horarios, afronta desafíos, asume sacrificios, pero no se adapta al mercado. Hace lo que le gusta sin hacer lo que "el mercado" espera de su persona.



Hace unas semanas me topé con este cantante y su canción. Al segundo 3 cambié de vídeo. Pensé: "qué cursilada, ¿todavía existen copias de James Blunt?" (hubo una época en la que me gustó alguna canción suya pero ahora no le soporto)

Hoy me he vuelto a topar con este cantante y me he parado a escucharle y a escuchar la letra de su canción. Y me gustó porque creo que tiene razón. Al darle al segundo vídeo sugerido escuché una entrevista en la que explicaba un poco de su historia. Y me he dado cuenta de todo lo que acabo de contarte. Que nos engañan o nos engañamos cuando vemos que no se puede vivir de lo que a uno le gusta. Cuando realmente el que hace bien algo es aquel que siente pasión por eso que hace. 

Las navidades pasadas en una conversación de familia mi abuelo dijo una frase que acto seguido apunté en mi libreta:"Nunca hice lo que quise pero siempre quise lo que hice." EL ABUELO RAMÓN.

Tengo un abuelo increíble. Aquel que aprendió inglés por la radio sintonizando cadenas inglesas. Un abuelo que a los 19 años se embarcó sin conocer a nadie de la tripulación y con personas que no hablaban su idioma. Un abuelo que ha conocido mundo y conducido por carreteras de Japón y EEUU. Un apasionado por todo lo que sea aprender.  

Desde pequeña he tenido ganas de visitar Kenia y Australia. Y me he imaginado viviendo en alguno de los dos sitios. Al ver Españoles por el mundo en Kenia siempre me sale decir "Ay..si supiera que los propósitos aquí me iban a salir mal me iría a Kenia a crear algo allí. Y sería feliz." 

Me encantaría que la vida fuera como esos libros que tienen muchos posibles finales según las decisiones que vayas tomando. Aunque la vida en cierta medida es así, pero me gustaría poder tener el libro de la mía. Y cada vez elegir una elección distinta y volver atrás elegir otra opción y vivir diferentes finales, como me gustaba hacer de pequeña con estos libros. 

Hace unos meses mi madre me dijo algo que me dejó absorta: "yo ya estoy convencida de que te irás a vivir a Australia y te casarás con un australiano." Y me entró pánico/vértigo al ver que mi madre lo tenía muy asumido. Pero que si eso se hacía verdad era solo si yo tomaba el coraje de "dejar todo" e ir a las antípodas.

No sé si finalmente me iré a las antípodas o me quedaré cerca. Lo que sí sé es que intentaré ser feliz y hacer lo que me gusta sea donde sea.

Mi blog ya habla de personas que viven de lo que les gusta sin amoldase a lo que los demás quieren.

A partir de ahora trataré de buscar y traer más historias de personas que viven de lo que les gusta hacer.

Aquí un vídeo que encontré hace un año. Me gustó tanto, porque dice tantas verdades, que cogí a mi madre una tarde y le dije: "mamá es largo, pero tienes que verlo, que yo tengo ganas de re-escucharlo otra vez aunque ya lo haya hecho durante varias semanas." Y la senté conmigo obligadísima a verlo. 





Pots parecidos: ideas mías y otras tomadas de aquí y allá

No hay comentarios: