12 may. 2013

12/05/2013

¡Hola hola!

Hoy os traigo tres vídeos. Los dos últimos los tenía guardados para futuros posts porque me gustaban pero no sabía muy bien con qué relacionarlos. Y el primero lo acabo de descubrir.

Tienen en común la idea de que la creatividad no viene de las cosas extraordinarias sino de ver lo ordinario con otra perspectiva. Por eso todos podemos ser creativos si así nos lo proponemos.

Me ha recordado los momentos que pasaba de pequeña maquinando con qué hacer de las mías. Recopilando cosas que "ya no servían" para pensar qué hacer con ellas. 

Todas las veces que cuando íbamos a un bar y alguien pedía un botellín yo le decía al camarero "¡no tires la chapa!". Y las bolsas de chapas que me guardaban algunos de ellos tras ver con la ilusión con la que contaba lo que quería hacer con ellas.

Las bolsas llenas de conchas tras volver de la playa, las pipas de las chirimoyas, y las semillas que cogía de los parques. 

Y las tardes en las que mi padre me taladraba todos esos cachivaches que yo guardaba, para poder hacer pulseras, pendientes, collares, móviles, marcos de fotos, decorar envases ya vacíos, etc.







No hay comentarios: