9 may. 2012

Abstracta tras tus pasos

Hoy os pondré un corto relato de aquellos que tengo guardados en el que dejé que mis dedos corrieran por el teclado sin que mi mente pensase previamente lo que mis manos iban a escribir:


Miradas al suelo. Pasos. Pasos. Miradas al suelo tras tus gafas de sol. Las baldosas de la calle son octógonos ¿lo sabías? Dejar pasar el tiempo observando el horizonte. Vivir intensamente y luego dejar correr el tiempo. Un reloj que corre con una aguja marcando las ocho. ¿Qué querrá decir la metáfora hindú? Los paseos en elefante son tan.. ¿indescriptibles? Observando como viene y va la marea del océano pasan las horas y la piel se torna bronceada ante aquella incesante e introspectiva melodía. No corre el viento pero se siente/respira un aire diferente no sé si poner punto y seguido o seguir con lo siguiente cúmulo de un montón de gente de momentos pasados que se tornan al presente. Y sigo frente aquella orilla, es media tarde como siempre y el ambiente es anaranjado como en las películas californianas. Una playa mezcla de San Sebastián, Mallorca y Canarias, paseo marítimo de suelo y muros blancos. Paseando un montón de gente y yo en la playa inerte. Mirando la orilla en frente. 


No hay comentarios: