18 sept. 2013

Hazlo tú misma

Hace varios post me di cuenta de que nunca os había enseñado un DIY en el blog y os prometí que pronto os enseñaría uno.

Y como lo prometido es deuda, de esto va este post: 

A principio de mes intenté (porque siempre lo intento más que lo hago) hacer limpieza de armario. 

Entre los pantalones estaba uno bombacho para el que antes de conseguirlo moví cielo y tierra. 

Todo pantalón bombacho que veía no era como el que yo tenía en mente y quería. Hasta que me encontré con este en un mercado medieval de El Espinar.  


¿Y qué pasaba ahora con él? Pues que llevaba en el armario dos años muerto de risa pero me daba pena tirarlo porque es de seda y el estampado es muy bonito.

Esta vez me había propuesto acabar con mi síndrome de diógenes y deshacerme de todo lo que no me pongo.

Pero me podía, me podía pensar la lata que dí hasta encontrarlo, que era bueno y la tela bonita. (Esto ni con una relación de amor, vamos). 

Total, que al final en vez de tirarlo me he hecho un vestido con él.


Si estáis en la misma situación es muy fácil de hacer: 




Y os lo podéis poner tanto de vestido como de blusa (subiéndoos la parte elástica a la tripa)

Como sabéis, no me suelen gustar las fiebres repentinas de modas pasajeras. Y el DIY es claramente una de ellas. 

Hace un par de años se volvió muy "trendy", ahora sigue en pie pero camino de retomar su lugar, y dentro de unos años solo será apto para los que de verdad disfrutan customizando. - O haciendo manualidades, que es como se ha llamado toda la vida.-

Personalmente las manualidades me han gustado desde niña, y podría hacer un blog sobre ello, pero dedicar este blog a otro tipo de contenido es algo que me llena más que dedicarlo solo a explicar DIY. 

Así que por ahora no dedicaré ninguna pestaña solo a DIY. 

Quizás dedique más posts a explicar "cómo hacerlo tú mismo" pero quiero que la esencia por la que creé este blog, y por la que lo sigo manteniendo, permanezca.

Aun así espero que te haya gustado este post.

No hay comentarios: