23 dic. 2010

Buscando la felicidad

Trabajamos para ganar dinero ¿y el dinero para qué lo queremos? Pues para vivir bien y ser felices. Suena el despertador, nuevo día… levántate, dúchate, vístete, desayuna deprisa y sal de casa… ¿para qué? Para vivir bien y ser felices.

–“Mamá, mira lo que he dibujado”.

–“Ah sí… ¡que bonito!” (Cuando en realidad no has mirado). O “No hijo, ahora mismo no puedo ¿no ves que estoy ocupada? Después lo veo.”

¿Para qué? Para vivir bien y ser felices. Porque el trabajo es importante y hay cosas que si no las haces tú no las hace nadie, “primero la obligación y después la diversión”. ¿Para qué? Para vivir bien y ser felices. Dedicas horas de tu vida a estudiar, trabajar, leer libros, enterarte de las noticias, ver películas y series de televisión. ¿Para qué? Para ampliar tus conocimientos y ser una persona más culta. Para poder vivir mejor y ser feliz.

Ayer iba sola en el autobús comprobando el twitter, hablando por la Blackberry y con un libro que me estoy leyendo sobre mis piernas. Pero entonces me di cuenta que lo que mi "yo" me pedía era simplemente olvidar todo eso y mirar a la calle desde la ventana medio abierta del autobús. Y así lo hice. Y descubrí que todo lo que hacemos en la vida, cada día. Cada minuto y cada segundo de cada día, lo empleamos en buscar ser felices. Pero hay veces, muchas más de las que deseamos, en las que solo miramos hacia ese concepto abstracto al que queremos llegar. Sin darnos cuenta que ser participes 100% del momento que estamos viviendo (sin mirar a nada más allá) es lo que realmente nos hace feliz.



Cada momento merece ser valorado en su totalidad. En busca de la felicidad no vemos que la felicidad la llevamos dentro.

No hay comentarios: