15 oct. 2010

El armario de mi abuela

Dicen que la moda siempre vuelve ¿no?. Y yo creo que sí que es así, pero que no vuelve por entero. Rescatamos aquello que nos gustó del pasado y lo mezclamos con detalles del presente.

Yo he tenido la suerte de poder conversar con una gran persona que sabía y sabe mucho de patrones, que conocía como hacer maravillas con una aguja y un hilo. Una de esas persona que posee esa elegancia que poseían nuestros antepasados.

Y esa persona es mi abuela Felisa. Aquella que me contaba, y que deseo que siga muchos más años contandome, como era la vida en su época. Aquella a la que quiero con locura y que pronto cumplirá sus 90 primaveras. Siempre me han dicho que mis ganas de innovar y poner mis ideas creativas en práctica me vienen, en parte, porque he salido a ella. Y la verdad es que me siento orgullosa de esa herencia que ella me dejó.

Gracias a las anécdotas que me cuenta voy conociendo un poco más de como era la moda en España en sus principios. Cuando las tiendas de ropa todavía no exixtían y en su lugar había modistas que te confeccionaban el traje que tu les pedias. ¡Eso si que era ropa de calidad!, patrones hechos a mano, elaborados uno a uno de la forma más tradicional. Y lo que más me entusiasma de ello es lo bien que vestía la gente de aquella época. Mi abuelilla cuenta que en su infancia había gente que solo tenía dos trajes y dos pares de zapatos. Uno para entre semana y otro para los domingos. E incluso había quien no se lo podía permitir y usaba el mismo para toda la semana. Pero aún así, si observas aquellas fotos en blanco y negro que el fotografo del lugar capturó en aquel pasado tiempo, puedes ver lo bien que iban vestidos en la época. La gente era humilde pero vestía lo que tenía con una elegancia única. Y cada una de las prendas que se llevaban eran de una calidad inimaginada.

Y ahora volvemos al presente. Al tiempo en el que compramos la ropa ya confeccionada en la tienda. Y nos damos cuenta que hay cosas que se vuelven a llevar, que combinándolas con algo actual son lo último en moda. Los bolsos de croché, las blusas con estampados florales, los vestidos con volumen y también los de tipo corsé, las cazadoras y las mochilas de cuero, los clásicos mocasines, los abrigos de pelo, las trencas, las gabardinas hasta los pies... y un largo etc, etc...

A mi siempre me ha gustado rebuscar en los armarios y rescatar esos pequeños tesoritos que antes se llevaron, cuando era lo más cool del momento. Y una vez encontrados combinarlos a mi estilo. Aportándole una nueva historia a esa prenda, una historia que continúa la que tubo hace unos años. Y como tengo por costumbre, este agosto me encaminé a la busqueda de prendas pasadas de moda en el armario de mi abuela. Y se me ocurrió hacer unas cuantas fotos y contar este hobby que tanto adoro. Y ya de paso presentarte a mi abuelilla que se merece esto y muchísimo más.


Porque como dijo Coco Chanel: "LA ELEGANCIA ES ETERNA MIENTRAS LA MODA ES PASAJERA"


Uno de los rincones de su armario










1 comentario:

C. Muñoz dijo...

Millán me parece fatal que te dediques a saquear el armario de tu pobre abuela!!!!! jajaaa.... muy buena la nueva entrada... nos vemos.