13 mar. 2012

Lo que no te puedes perder de Londres

Como tienda más comercial me gustó Urban Outfiters, el precio de las prendas no era barato pero su ropa es un puro reflejo del estilo urbano londinense. No nos dejaron hacer fotos en ninguna tienda (por el tema de coolhunters y plagio imagino), pero dentro de esta conseguimos hacerle una foto a unos de los zapatones (como yo los llamo) que tanto me gustan y que tan raros se ven en España. Os la enseñaré en el próximo post.


Esa misma tarde estuvimos en Liberty. Yo conocía la marca por sus telas pero a través de su web, lo que no imaginaba era lo espectacular de su tienda. Se trata de un edificio con patios en estilo Tudor, decorado en su interior con madera tallada. Incluso el ascensor es una obra de arte. Y en ella podemos encontrar desde sus famosas telas hasta ropa o elementos de decoración y de hogar.
Otra información curiosa es que aunque aún quedan unas semanitas para Pascua en Londres parece que ya ha llegado. Sus calles se han llenado de huevos gigantes de todos los colores y diseños retando a ciudadanos y turistas a encontrar el mayor número de posible. Algunos están bastante escondidos, por lo que el reto consiste en encontrar todos para conseguir el premio: el Diamond Jubilee Egg valorado en 100,000 libras (unos 118.000 euros), ya que es de oro de 18 quilates y lleva incorporado 60 diamantes.
Para poder participar y optar al premio hay que mandar un mensaje al 80001 (cada mensaje tiene un coste de 25p, excepto el primero, que es de 3 libras; aunque los fondos irán dirigidos a varias organizaciones infantiles). Este número te irá dando pistas sobre donde están ocultos los 200 huevos de Pascua, que están repartidos en 12 zonas de la capital. El concurso durará hasta el próximo 3 de abril.

Aquí un vídeo y la web thebigegghunt

El sábado madrugamos para ir a Portobello que como ya me dijeron, ¡me encantó! Mis ojos no daban a basto con tantos complementos rococós. Collares, anillos, broches, pendientes, camafeos, bolsos y camisas de franela de cuadros de colores. Era alucinante y ya no te cuento las tiendas vintage, eso era mi paraiso.. Por no hablar de que la calle era una pasarela de moda. Lola y yo íbamos que se nos salían los ojos de tanto mirar buenas combinaciones de outfits. Siento si hiero sensibilidades, pero después de esto The Sartorialist no me parece tan original como me lo parecía antes, pues sus fotos son una pequeña muestra del gran talento que hay en el asfalto londinense. Aunque sí que tengo que reconocer que tuvo el coraje de plantarse ante las susodichas personas, pararlas y pedirles una foto, que no a todo el mundo le hace gracia. Eso tiene su mérito, porque merece la pena retratar a personas con.. cómo lo llamaría.. no es talento ni sentido del gusto porque conozco a gente a que en absoluto le gusta ese estilo, incluso yo hay cosas que no me pondría pero que sí que considero que en la persona que lo lleva tienen su esencia.. ¿personalidad? ¿sentido del transmitir tal vez? 


A la hora de comer fuimos a London Fields Hackeny E8. Yo ese día me puse mi jersey blanco y largo con cuello de bebe, mi bufanda extra larga de rayas, unos leggins calados con cremalleras a los dados al terminar la pata, la cual acaba dos dedos por encima de mi tobillo. Me encanta ponerme esos leggins con calcetines o sin ellos precisamente porque enseñan el tobillo y eso es lo que los hace especiales, aunque muchos consideren que "me quedan pesqueros". Tienen razón, socialmente son leggins pesqueros, pero son pesqueros queriendo y yo me los pongo para pasear porque pescar todavía no sé. 
Pues eso, yo con mis leggins pesqueros y mis mocasines marrones la mar de cómodos. Y entre ambas prendas unos calcetines rojos a juego con algunas de las rayas de la bufanda. Al salir de casa pensé, ya verás, que en Portobello y en el otro mercado solo va a haber españoles y yo enseñando mis calcetines rojos. Bueno, esto es Londres aquí cada uno va como le da la gana y soy guiri, así que como suelo decir "al que no le guste que no mire". ¡Pero resulta que el mercado que se instalaba en el barrio(Broadaway Market) era lo más hipster que te puedas imaginar!


Los niños con pajaritas, pantalones con tirantes y casi todo el mundo enseñaba sus peculiares calcetines (de leopardo con textura de lana, de pajaritos, de rayas, lisos..) y en el caso de que los pantalones no permitieran enseñar el tobillo, remangamos el bajo y santas pascuas. Vamos, que yo era la que más modosita iba, ¡CUÁNTO DISFRUTE!


Otro sitio si te gusta el estilismo hipster, es el conocido barrio de Camden, me gustó aunque demasiado turístico desde mi punto de vista. El Camden Market me gustó bastante, dejando el río atrás en la acera de la derecha hay varias tiendas en las que si os gusta el encaje disfrutareis mucho. Había ropa muy mona desde mi punto de vista. Al final de la calle se establece un mercado gigantesco y con muy buenas tiendas. Una de las que más me gustó fue Arckiv en la que vendían gafas de pasta de mil tipos.


Y ahora toca hablar de Brik Lane. Buuueeenoo.. yo no he visto sitio donde hubiera más ropa que me gustara tanto junta como en Brick Lane Hosts Vintage Po-Up Market.


Aquí podéis ver más fotos: Vintage Pop Up Market


De tiendas vintage me encantaron todas las de Rock it. En el barrio de Soho podéis encontrar otras muchas así como de manualidades o de telas. Entre las que más me gustaron Cloth House y Absolute Vintage.


Esta última era como mi paraíso, ¡¡no os podéis ni imaginar cuántos vestidos "de abuela" (como yo los llamo) había!! Con lo que a mi me gustan, y las telas eran preciosas.


Y ahora que has terminado de leer todo solo te pido una cosa: me he planteado si colgar o no este post porque una de las cosas que no me gustó de Londres es que estaba lleno de españoles; dentro de los cuales había dos tipos: 


1. Los que iban tipo guiri total parecía que estaban en el circo. Todo lo miraban como "ayy.. mira que raro.." unido a cierta cara de asco y no tenían ningún interés en meter ni tan solo la punta del pie en la cultura, miraban como el que mira un escaparate tras el cristal. 


2. Los new London in estos eran los españoles que, para sentirse más integrados imagino, sufrían la metamorfosis del gusano. Ni sentían lo que llevaban ni querían transmitir nada con ello, simplemente buscaban vestir lo más raro porque esto es muy "in". Hablaban un inglés forzando el acento español para que se les reconociera que ellos eran in españoles. Ya los imagino volviendo a España y renegando de toda la ropa que allí sí se ponían.


Pues eso, que si vas alguna vez a Londres no seas como ninguno de estos tipos. Sé simplemente tú y no intentes engañar a nadie con falsas apariencias.


BESOS, Laura.

No hay comentarios: