14 mar. 2011

:)

Se consiente de que lo que no hagas tú no lo harán otros por ti. Así que lucha por lo que quieres, quierete mucho, disfruta cada momento y no desperdicies ni un segundo, sonríe y si te caes inténtalo de nuevo con las mismas ganas que te acompañaron cuando empezaste.

Y como un irreemplazable profesor que tuve, del que me sigo acordando muchos días, siempre decía: cuando estés perdido y no encuentres el sentido y el camino por donde tirar recuerda cuál fue el porqué de tu elección. Que fue aquello que te hizo empezar a andar. Porque, "más poderoso que el deseo de triunfar es la valentía de empezar"...

No hay comentarios: