12 nov. 2013

Lo suficiente


Esta mañana antes de que llegara el ascensor para dirigirme a la universidad se me vino a la mente algo: Pensé que ser feliz es saber que no lo tienes todo pero que tienes lo suficiente.

Y me di cuenta de que yo no lo tengo todo pero que incluso tengo más que lo suficiente. Porque lo suficiente es relativo; hay cosas básicas de las que por desgracia no todo ser humano dispone. Como saber que va a tener algo que llevarse al estómago ese día. Y un sitio donde cobijarse de la lluvia, el frío, del calor y de la nieve. 

Después de eso todo es relativo. Para mí por ejemplo también es importante querer y sentirme querida por la gente que quiero. Una ducha diaria. Una cama decente. Una hoja y un boli, (y si nos ponemos menos restrictivos, poder tener materiales con los que expresarme de forma plástica). 

Los productos lácteos son mi perdición, podría vivir sin ellos pero los echaría en falta. Y ahí vamos sumando más y más cosas que son añadidos relativos pero que también ayudan a nuestra felicidad. 

Sobre estas cosas tuve una conversación el año pasado en la que planteamos qué 3 cosas "no esenciales" eran esenciales para nosotros. Solo 3 con las que vivir. La decisión era difícil cuando te planteas qué dejas y qué te quedas.

Hasta el punto que ves super normal poder elegir qué ropa ponerte por la mañana -¿y cómo no voy a verlo normal?- me dirás. Pues sí, yo hasta ese momento no había caído en la cuenta de que hay gente que tiene que llevar ropa que no le gusta porque no tiene dinero para comprársela. Y pareceré muy superficial pero una de las tres cosas que elegí fue poder vestir ropa que me gustara. Ya que la ropa es con lo que te vistes y yo por lo menos si vistiera con algo que no me gusta no me sentiría cómoda.

Y caer en la cuenta de que tener un sitio donde cobijarse no es tener un hogar como el que muchos entendemos por hogar. Que puede ser una casa de acogida por ejemplo. 

Y llegados al momento en que te das cuenta de que tienes más que lo suficiente. La pregunta es con todo lo que tienes ¿estás haciendo lo suficiente para conseguir lo que quieres?

Ahí lo dejo. Últimamente estoy de una filosófica perdida, pero es que entre tanta cosa y lo que me cuesta organizarme el tiempo lo que me salen son cosas de reflexión. Aunque ya caerán post visuales, de tendencias, viajes, artistas, campañas de comunicación, etc. Que no estoy por la labor de que esto se convierta en un blog de autoayuda.

Hasta la próxima.

No hay comentarios: